¿Por qué las empresas buscan soft skills?

  • Ene 29, 2021

En la actualidad un título universitario, no es el único requisito que las empresas buscan para los candidatos a ocupar las diferentes vacantes, cada día son más las herramientas y cualidades que califican a un buen egresado y le aportan valor en el mundo de la empleabilidad. ¿Te gustaría conocer las habilidades que te abrirán las puertas? La respuesta se puntualiza en dos palabras: soft skills o habilidades blandas. Estas herramientas humanas podrían ser la diferencia entre ser contratado o que tu CV pase desapercibido por las empresas. Dichas habilidades se diferencian de las rígidas, puesto que estas se basan en la aplicación y generación de conocimientos basados en conceptos y procedimientos, mientras que las habilidades blandas buscan un crecimiento personal integral aportando en comportamientos asertivos.


Habilidades Blandas vs Habilidades Rígidas


A pesar de que los conocimientos técnicos son muy valorados puesto que te darán una especialización y un funcionamiento adecuado, las habilidades blandas te permitirán diferenciarte de los demás profesionistas al tener un mayor dominio de tu inteligencia emocional, a comunicarte de manera más efectiva, a ser resiliente, a desempeñarse con ética y sobre todo a colaborar de manera innovadora dentro de los ambientes empresariales.


¿Cómo desarrollar habilidades blandas?


En gran medida estas habilidades se adquieren a lo largo de nuestra vida, mediante diferentes experiencias de aprendizaje, pero es posible al igual que los demás conocimientos fortalecerlas y aprender a gestionarlas de manera asertiva. Muy pocas son las universidades y centros de estudio que ofertan este plus a sus alumnos, más diversas opiniones en el ámbito laboral dictaminan que las habilidades blandas aportan en un mejor desempeño laboral.


Las soft skills pueden definirse en dos grupos: las intrínsecas y las extrínsecas. Las primeras tienen que ver con la forma en la que las personas interactúan con sí mismas como: la autoestima, capacidad de reflexión, la integridad, pensamiento divergente, gestión emocional e incluso la autocrítica. En contraste las habilidades extrínsecas que son las que se forman de la interacción con la sociedad como: el trabajo en equipo, la empatía, la escucha activa, gestión de tiempo, adaptabilidad, negociación, argumentación o la resolución de problemas.


A la par de este reto tan fuerte que tienen las escuelas en la enseñanza de dichas habilidades, las empresas deben orientar su necesidad de las soft skills hacía el desarrollo de la calidad humana; puesto que las organizaciones se traducen en la responsabilidad y calidad que tengan sus trabajadores para realizar sus funciones dentro de un marco legal y humano.


Elevar los valores en los trabajadores, es otra de las razones por las cuales las empresas buscan soft skills en sus candidatos; ya que se aumenta la productividad mediante el compromiso hacia la realización de las funciones que desempeñan dentro de la organización, además de contribuir de manera efectiva en la sociedad.


Las habilidades blandas, son herramientas que encaminan la visión organizacional a la humanización social; puesto que este concepto muchas veces solo enfoca una visión corta acerca de cortesía o amabilidad. Más la humanización va de la mano con la dignidad, ética y desarrollo; esta es la razón primordial por la que las soft skills son una herramienta altamente cualificada en vacantes.


¿Consideras que desarrollas tus soft skills para convertirte en tu ventaja competitiva?