Errores al emprender un negocio

  • Nov 03, 2020

¿Estás emprendiendo un negocio y no te está yendo como querías? ¿Tus ventas no suben? ¿Tus clientes no vuelven? Puede que estés cometiendo los clásicos errores del emprendedor. Conoce todo lo que no debes hacer al emprender y haz que tu negocio despegue evitando estos 7 puntos clave.


  1. No basta una buena idea ¡Hay que convencer!

Debes tener claridad al hablar de tu producto. Cuando expongas tu proyecto de emprendimiento debes evitar:

  • Ser ambiguo

  • Usar clichés

  • Tener discursos largos

Podemos ofrecer el mejor servicio, la mejor calidad en productos al mejor precio, llevarlo hasta la puerta de la casa, pero si no sabemos decir qué es nuestro producto con precisión y objetividad es muy seguro que el cliente nos considere como algo más del montón y que no diga ?Gracias, pero no?.

Antes de salir a vender o exponer, realiza una definición rápida de tu servicio o producto que incluya qué esta resolviendo y cómo se diferencia de los demás. 

  1. No lleves las cuentas en la mente

La mayor parte de la gente no realiza un presupuesto en tangible, todas sus cuentas las lleva en la mente y cuando cree que tiene $5,000 en la tarjeta resulta que le quedan $500. Parece chiste, pero es un hecho real. Por ello es preciso conocer con exactitud el flujo de efectivo del negocio y pasarlo a papel (o un Excel o plantilla en computadora) de esta manera siempre tendrás registrado no sólo el flujo que tienes, también la evidencia de las cosas en las que has gastado.

Registra el dinero que entra, el que sale, su concepto y las cantidades. 

  1. Abandono de cliente después de su compra

Un negocio no se trata sólo de vender y ya, sino de seguir el proceso de ?enamoramiento?. No se trata de llevar rosas, pero sí de entregar con atención. 

La forma en la que vamos a hacer llegar nuestra oferta a los consumidores es la garantía para que el negocio se repita o para que jamás se vuelvan a acercar. La distribución debe cumplir dos promesas: 

  • Entregar en la fecha compromiso

  • El producto debe estar en óptimas condiciones

La envoltura de tu paquete también es importante ¡Sobresal con una característica diferente al envolver!

  1. Promocionarse en redes sociales no es suficiente

Muchos emprendedores cometen el error de usar redes sociales como único medio de promoción, sin embargo, no es suficiente. Es muy común ver publicidad en las redes y eso fastidia al consumidor, tanto que ya existe una herramienta para evitarlos.

Los tiempos en los que a través de anuncios en internet se despertaba el interés de los consumidores ya pasaron a la historia. Además de hacer contenido en tus redes sociales busca es necesario tener en cuenta mayores puntos de contacto con sus clientes objetivo:

  • Ir a exposiciones

  • Conferencias

  • Showrooms

  • Participar en eventos sociales

  • Relacione públicas

Levanta la mano y di ¡aquí estoy!

  1. Querer hacer un show de Broadway con palitos y pegamento

Claro que lo que buscamos al emprender es no gastar demasiado y mantenernos en gastos mínimos y terminamos exprimiendo nuestros recursos al máximo. Lamentablemente muchos emprendedores entienden recursos mínimos como sinónimo de nulos. 

No existen proyectos costo cero, que no generen gastos y que además den utilidades. Hay que ser conscientes y cuidadosos con los egresos, estar pendientes de poner el dinero en lo que de verdad va a redituar. 

Si no consideramos esta inversión cortamos el oxígeno a nuestro equipo y por ende a nuestro proyecto de emprendimiento llevándolo a la ruina. 

  1. No buscar ayuda


Muchos emprendedores evitan buscar consejo, prescinden de las asesorías y se rehúsan a pagar expertos. 


Cuando el emprendedor no entiende que es imposible ser experto en todo y se niega a pedir apoyo, se cierra la posibilidad de hacer crecer su negocio. 

Rodéate de gente experimentada, un buen líder es aquel que tiene un gran equipo. 

Hacerte de un equipo experimentado te ayuda en:

  • Evitar ciertos riesgos

  • Alertar sobre las debilidades del negocio

  • Distinguir oportunidades

  • Cimentar fortalezas que, tal vez, quien emprende no ha logrado vislumbrar.


  1. Creer que la ayuda debe ser gratuita


Confiar en un equipo es vital, así como que el equipo confíe en su líder y para eso debe haber un respeto profesional, incluyendo la retribución económica. 


Un error común es pensar que la ayuda, capacitación, consejo debe ser pro bono, es decir gratis. Al no ser claros en la forma de pago con un proveedor, subordinado o ayudante podemos caer con las siguientes consecuencias:


  • Bloqueo de continuidad: que el trabajador se lleve sus diseños, contenidos, trabajos realizados o incluso bloqueé el acceso a ellos.


  • Deber favores: nada es gratis en la vida y todo siempre tiene letra chiquita lo que nos puede dejar suspendidos como un recurso para alguien en cualquier momento, o en su caso como alguien que abusa de confianza y no paga sus deudas.


  • Generar molestias: una voz se hace cinco y esas cinco se transforman en 250. Los rumores se corren rápido en cualquier ámbito y el quedar como un ?explotador que no paga? es el peor de todos, ya que aleja tanto a la competencia como a quien podría ser un colega valioso.


Al pactar una tarifa adecuada, el emprendedor puede exigir y obtener lo que realmente necesita para desarrollar su proyecto. 


Recuerda: los servicios profesionales, el consejo experto, debe ser facturado y pagado con gusto.

Ahora ya conoces lo que no debes hacer al emprender ¡No te equivoques! Tu proyecto puede salir adelante, sólo sé objetivo, piensa en un antes, durante y después de tu contacto con el cliente, acércate a tu audiencia, cuida a tu equipo y documenta todo. 

Sal al mercado preparado, aprende a administrarte y llevar a tu equipo a lo más alto para crear una empresa grande y fuerte. Mejora tus conocimientos con licenciaturas como: Finanzas, Marketing Digital, Contabilidad, y Administración de Empresas, todas las puedes encontrar en https://kuepa.com.mx/

¡Atrévete y emprende tu negocio!