¿Cómo retener el talento en tu empresa? El salario emocional

  • Abr 28, 2021

El salario emocional es un término que se ha estado utilizando desde hace algunos años. Se entiende como la retribución no monetaria que un trabajador obtiene en la empresa, cuyo fin es satisfacer las necesidades personales y profesionales, para promover la motivación y compromiso laboral.


Según un artículo publicado por Factor Capital Humano: "A nivel general, los beneficios monetarios continúan siendo la razón principal para aceptar una oferta de empleo, pero las personas también valoran la cultura organizacional, las posibilidades de maximizar su potencial y las condiciones laborales prevalecientes según el estudio de Remuneración 2021: México y Centroamérica de PageGroup."


Entre los ejemplos de salario emocional se encuentran:


1. Buen ambiente de trabajo

2. Horarios flexibles

3. Trabajo remoto

4. Educación

5. Celebraciones

6. Desarrollo profesional

7. Trabajo con propósito

8. Buen liderazgo


Se trata de recibir prestaciones que el trabajador vea como beneficios más valiosos que un aumento de sueldo. Sin embargo, no hay que confundir el término con una ausencia de inversión por parte de la empresa, ya que entre la retribución emocional pueden estar los programas de formación, transporte, vales y el aprendizaje continuo, como por ejemplo, de un idioma. 


Aunque sean acciones que requieren inversión, no siempre se necesita para desarrollar el salario emocional, se debe considerar primero que la oferta esté alineada con los intereses del recurso humano. 


Entre las ventajas que obtiene la empresa se encuentran: 


1. Reducción de abstención laboral

2. Reducción de gastos en selección, formación y administración de personal

3. Mayor compromiso de los empleados

4. Índice de rotación de personal bajos

5. Empleados satisfechos que aumenten su productividad y competitividad


Si deseas consultar más información revisa el siguiente artículo:

Click Aquí