3 modalidades escolares que te permiten estudiar y trabajar con mayor facilidad

  • Ene 20, 2020

Cada vez es más común que las personas estudien y trabajen al mismo tiempo, por esta razón se han creado nuevas modalidades de estudio que permiten hacer esta tarea con mayor facilidad. Aquí te contamos sobre tres de estas nuevas modalidades.


Se tiene la idea de que estudiar una carrera profesional necesita de muchas horas diarias para asistir a clases, elaborar tareas y otros trabajos, sin embargo, este es solo un tipo de modalidad escolar conocida como presencial, la cual es muy útil para aquellas personas que están 100% dedicadas al estudio, sin embargo, para aquellas que tienen otras actividades, como un trabajo, esta modalidad no es del todo conveniente.

Diferentes instituciones han creado nuevas modalidades educativas para atender a este grupo de personas que no tienen la posibilidad de dedicarse al estudio al 100%. Estas nuevas modalidades están permitiendo a los estudiantes desarrollarse en otras actividades tanto profesionales, laborales como recreativas que complementan su formación y promueven un mayor crecimiento profesional.

Algunas de estas nuevas modalidades educativas son:

1) ESTUDIO EN LÍNEA O A DISTANCIA

En la modalidad en línea o a distancia todo el proceso de aprendizaje y las relaciones entre el docente y el alumno se realizan a través de herramientas tecnológicas y virtuales que estarán complementadas con recursos físicos o digitales en tiempo real como foros o clases virtuales. Esta modalidad da una amplia libertad para organizar tiempos y actividades.

2) MODALIDAD MIXTA O SEMIPRESENCIAL

Esta modalidad desarrolla el aprendizaje combinando actividades virtuales y presenciales, muy útil para aquellas carreras que necesitan de conocimientos que pueden ser difíciles de aprender sin el apoyo de un maestro presente en el momento.

3) CARRERA ABIERTA

Esta es una modalidad únicamente presencial, sin embargo, el número de horas que se debe invertir en asistir a clases es muy reducido, el cual puede llegar a ser de un par de horas, uno, dos o tres días a la semana (aunque el número de horas es limitado, la cantidad de horas y días que se necesitarán invertir dependerá de la institución educativa).